Claves de la Nueva Tarifa de la Luz

Respondemos a todas las preguntas que pueden surgirte tras los cambios que se han aplicado este año en la factura de la luz.

Este año veremos algunos cambios en la factura de la luz, como ya adelantó la Circular 3/2020 de 15 de enero, de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia, por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad, publicado el 24 de enero de 2020 en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Puedes conocer también los cambios de la Nueva Factura Eléctrica en los vídeos que ha grabado nuestra Key Account Manager, Sara García Caballero.

Las 16 claves para entender los cambios en la nueva factura de la luz

Con este cambio regulatorio se pone al consumidor en el centro de la estrategia, teniendo su eje en la sostenibilidad y la descarbonización del sistema eléctrico. 

Con este nuevo sistema se pretende evitar los picos de demanda que se producen en determinadas franjas horarias y trasladar parte de ese consumo a horas en las que no sea necesaria la producción de energía por parte de plantas más contaminantes. De esta forma la curva de consumo global se aplanará, reduciéndose consecuentemente las emisiones de CO2 a la atmósfera, dándole un mayor peso a las fuentes de energía renovable. Esta idea se materializa a través de una señal de precio, encareciendo el precio de la luz en las horas donde la demanda es mayor. Al mismo tiempo, se prevé una reducción del término fijo de los peajes (el término de potencia), dándole más peso al término variable (los Euros que se pagan por cada kWh consumido).

Por una parte, las nuevas tarifas ofrecen a aquellos consumidores que anteriormente pagaban el mismo precio con independencia de la hora, la posibilidad de elegir a qué horas desplazar su consumo por obtener un precio más ventajoso.

Adicionalmente, se plantea una reducción del término fijo dando la posibilidad de contratar distintos términos de potencia según la franja horaria.

Para aquellos clientes que tuvieran contratados 3 periodos horarios de consumo, se les amplía automáticamente a 6 periodos, y para aquellos clientes que ya tenían contratados 6 periodos, se reconfigura la distribución mensual de los mismos así como las horas contenidas en cada periodo.

Con estas medidas se busca optimizar el sistema eléctrico, implicando al cliente en la gestión de su suministro eléctrico.

Hasta ahora se establecían 6 tarifas de acceso para potencias inferiores de 15 kW (2.0A, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHS). A Partir de ahora todas ellas van a desaparecer y pasan a convertirse en una nueva única tarifa: la 2.0TD.

Esta nueva tarifa 2.0TD tendrá una única discriminación horaria, que será la misma independiente de las potencias contratadas.

Podemos dividir la discriminación horaria en 3 periodos:

  • Punta: horas con un valor elevado
  • Llano: horas con un precio medio
  • Valle: horas con un precio reducido

Existe una excepcionalidad para los casos de Ceuta y Melilla, ya que se mantienen los tramos de facturación, pero con un horario algo distinto en comparación con el resto de territorio español.

Las tarifas de acceso para potencias superiores a 15 kW en la Penínusla también cambian significativamente sus características como podemos ver en la siguiente tabla:

Entre las novedades de estas nuevas tarifas de alta tensión se encuentra la periodificación en energía. Se van a fijar 4 temporadas (baja, media, media alta y alta) que se distribuirán a lo largo de los meses del año según la zona geográfica (Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla)

La discriminación horaria será distinta para cada uno de los territorios y dependerá del mes del año en el que nos encontremos. Todas las tarifan de alta tensión así como las antiguas tarifas 3.0 tendrán 6 periodos distintos de discriminación horaria.

Las tarifas de acceso para potencias superiores a 15 kW para Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla también cambian significativamente sus características, al igual que en Península, como podemos ver en las siguientes tablas:

Entre las novedades de estas nuevas tarifas de alta tensión se encuentra la periodificación en energía. Se van a fijar 4 temporadas (baja, media, media alta y alta) que se distribuirán a lo largo de los meses del año según la zona geográfica (Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla)

La discriminación horaria será distinta para cada uno de los territorios y dependerá del mes del año en el que nos encontremos. Todas las tarifan de alta tensión así como las antiguas tarifas 3.0 tendrán 6 periodos distintos de discriminación horaria.

Con la nueva tarifa 2.0TD podrás elegir entre dos potencias distintas. Una para el periodo valle y otra para el periodo punta (al existir 2 periodos de potencia en lugar de 3, las horas llano se engloban en las de punta). Se trata del único peaje para el que no aplica el requisito de potencias crecientes. Es decir, la potencia contratada en el periodo de valle podrá ser superior o inferior a la potencia contratada en el periodo de punta.

Las nuevas tarifas de potencias superiores a 15KW podrán contratar hasta 6 potencias distintas. No se establece ningún límite a la potencia contratada mínima en alguno de los periodos, si bien la potencia contratada debe ser igual o superior a 15,001 kW en alguno de los periodos. Tampoco se establece ningún límite a la potencia contratada máxima, que dependerá de la máxima admisible de la instalación.

En este peaje las potencias contratadas son en orden igual o creciente.

En el peaje 6.1 TD, de aplicación a los suministros conectados en tensiones superiores a 1 kV e inferiores a 30 kV no se establece ninguna limitación de potencia contratada mínima o máxima. Desaparece, por tanto, el límite actual de que alguna de las potencias contratadas sea superior a 450 kW. En este peaje las potencias contratadas son en orden igual o creciente.

El resto de tarifas, 6.2TD, 6.3TD y 6.4TD no sufren ningún cambio respecto a la norma vigente. 

La aplicación de una u otra fórmula de exceso de potencia va a depender del tipo de punto de medida del suministro, y no del peaje al que se haya acogido. De esta forma, puede ocurrir que consumidores acogidos al mismo peaje, sean facturados de manera diferente en lo que se refiere a los excesos de potencia

Con carácter general, el control de potencia de los consumidores con equipo de medida tipo 5, consumidores conectados en baja tensión con potencia contratada igual o inferior a 15 kW se realizará mediante interruptor de control de potencia (ICP). Esto implica que cuando el consumidor demande una potencia superior a la que tiene contratada se producirá un corte del suministro. En este caso, no procede la facturación por excesos de potencia. Alternativamente, en aquellos casos en que, por las características del suministro, éste no pueda ser interrumpido, como por ejemplo ascensores, el consumidor podrá optar a que el control de potencia se pueda realizar a través de maxímetro. Estos últimos abonarían excesos de potencia en caso de que su potencia demandada supere a la contratada. En estos casos la potencia contratada no podrá ser inferior a la potencia que, en su caso, figure en el Boletín de Instalador para los equipos que no puedan ser interrumpidos. En todos los casos, los maxímetros tendrán un período de integración de 15 minutos. En estos casos el exceso de potencia se facturará como se indica a continuación para los puntos de suministro con medida Tipo 4.

El control de la potencia demandada de los puntos de suministro con medida tipo 4 (potencia contratada en cualquier periodo igual o inferior a 50 kW y superior a 15 kW) o los consumidores con medida Tipo 5 no interrumpibles, se realizará mediante la instalación de los correspondientes aparatos de medida que registrarán la potencia cuarto horaria máxima demandada en cada período tarifario. Este tipo de equipos de medida únicamente guardan registro de la máxima potencia demandada en cada periodo tarifario. Con la nueva Circular se ha eliminado la flexibilidad existente entre 85% y 105%. En el caso de que la potencia demandada sobrepase en cualquier período horario el 100 por 100 de la potencia contratada en el mismo, se procederá a la facturación de los excesos registrados en cada período, de acuerdo con lo siguiente fórmula:

Donde:

F EP: Facturación en concepto de excesos de potencia.

t p: Término de exceso de potencia, expresado en €/kW, del peaje correspondiente.

Pd j: Potencia demandada en cada uno de los períodos horario p en que se haya

sobrepasado Pc p , expresada en kW.

Pc p: Potencia contratada en el período horario p, expresada en kW.

i: Número de periodos horarios de los que consta el término de facturación de potencia del peaje correspondiente.

 

Esto es, para cada uno de los periodos horarios se compara la potencia contratada con la potencia máxima demandada en el periodo y en caso de que se produzcan excesos se procede a facturar el doble de la diferencia (Potencia Máxima-Potencia contratada) al precio del término del exceso de potencia correspondiente a su peaje. Este precio del término del exceso de potencia es el mismo para todos los periodos. A continuación se muestra un ejemplo de cálculo:

Por tanto, si durante el periodo mensual de liquidación se alcanzara la máxima potencia una sola vez en un periodo concreto, se pagará la misma penalización por exceso, independientemente del número de veces que se sobrepase la potencia máxima de dicho periodo durante ese mismo mes de liquidación.

El control de la potencia en los puntos de suministro con medida tipos 1, 2 y 3 (puntos con potencias contratadas superiores a 50 kW) se realizará por medio de las mediciones cuarto horarias de los equipos de medida. Se registra la potencia demandada por el consumidor en cada uno de los cuartos de hora que integra el periodo horario (en el caso de que el equipo de medida no disponga de capacidad de registro cuartohoraria, se considerará la misma potencia demandada en todos los cuartos de hora que integran la hora) y el exceso registrado en cada uno de los cuartos de hora del periodo se facturará de acuerdo con la fórmula siguiente:

Donde:

F EP: Facturación en concepto de excesos de potencia.

K p: Relación de precios por periodo horario p, calculada como el cociente entre el término de potencia del periodo p respecto del término de potencia del periodo 1 del peaje correspondiente.

t ep: Término de exceso de potencia, expresado en €/kW, del peaje correspondiente.

El término del exceso de potencia, se determinará de forma que, dado el perfil del consumidor medio de cada peaje, la facturación de acceso que resulte de la optimización de las potencias sea equivalente a la facturación de acceso que resultaría de considerar las potencias contratadas máximas de cada periodo, con la restricción de que la facturación de acceso que resulta para el periodo 1 tras la optimización nunca sea negativa. El término resultante se incrementará en un 20 % al objeto de desincentivar la contratación de potencias inferiores a las realmente demandadas.

Pd j: Potencia demandada en cada uno de los cuartos de hora j del período horario p en que se haya sobrepasado Pc p , expresada en kW. En el caso de que el equipo de medida no disponga de capacidad de registro cuartohoraria, se considerará la misma potencia demandada en todos los cuartos de hora.

Pc p: Potencia contratada en el período horario p, expresada en kW.

i: Número de periodos horarios de los que consta el término de facturación de potencia del peaje correspondiente.

Es decir, cuanto más cuartos de hora de exceso de potencia, mayor será la penalización. A continuación se muestra un ejemplo de cálculo:

En tanto los consumidores no modifiquen sus contratos de acceso, se mantendrán las potencias contratadas. No obstante, a efectos de la aplicación de los peajes, será necesaria la adaptación de las mismas a la nueva estructura de peajes. En concreto:

  • En el caso de consumidores conectados en baja tensión con potencia contratada inferior o igual a 15 kW (actuales peajes 2.0 A y 2.1 A), dado que bajo la estructura actual de peajes de acceso vigentes únicamente se contrata una potencia, se considerará la misma potencia en los periodos de punta y valle. A continuación se muestra un ejemplo:
  • En el caso de los consumidores conectados en baja tensión con potencia contratada superior a 15 kW (actual peaje 3.0 A) y los conectados en tensión comprendida entre 1 y 36 kV con potencia contratada igual o inferior a 450 kW en todos los periodos (actual peaje 3.1) se procederá de la siguiente manera:
  1. La potencia contratada del periodo 1 del peaje de seis periodos será igual a la potencia contratada en el periodo 1 del peaje al que estuviera acogido el consumidor a la entrada en vigor de la circular.
  2. La potencia contratada en los periodos 2, 3, 4 y 5 del peaje de seis periodos será igual a la potencia contratada en el periodo 2 del peaje al que estuviera acogido el consumidor a la entrada en vigor de la circular. En caso de incumplir el criterio de potencias crecientes, la potencia contratada en los periodos 2, 3, 4 y 5 será igual a la potencia contratada en el periodo 1.
  3. La potencia contratada en el periodo 6 del peaje en seis periodos será igual a la potencia contratada en el periodo 3 del peaje al que estuviera acogido el consumidor a la entrada en vigor de la circular. En caso de incumplir el criterio de potencias crecientes, la potencia contratada en el periodo 6 será igual a la potencia contratada en el periodo 5.

A continuación se muestran dos ejemplos:

Es importante señalar que el consumidor tendrá derecho a adaptar las potencias contratadas por periodo horario a los periodos horarios definidos en la Circular 3/2020, sin coste alguno, independientemente de si hubiera realizado un cambio de potencia en los doce meses anteriores. Los consumidores podrán modificar dos veces las potencias contratadas con objeto de adaptarlas a los periodos horarios definidos en la Circular 3/2020 durante el periodo de doce meses a contar desde 1 de junio de 2021, a pesar de no haber transcurrido doce meses desde la última adaptación de las potencias. En el caso de que la nueva modificación de potencia no supere la máxima de las potencias contratadas por el consumidor en el momento del cambio no procederá la verificación de las instalaciones, ni pago por los derechos de verificación vigentes en el caso de instalaciones de más de 20 años.

En caso de que la potencia contratada supere la máxima de las potencias contratadas por el consumidor en el momento del cambio, el consumidor deberá abonar el coste de los derechos de acometida aplicables y el derivado de eventuales cambios o actuaciones sobre los equipos de control y medida, con arreglo a la normativa que sea de aplicación. No obstante lo anterior, y dado que en el caso de aumentos de potencia para consumidores que cuenten con equipos de medida telegestionados no sería necesaria una actuación in situ en el domicilio del consumidor por parte de las empresas distribuidoras, y salvo que dicha actuación fuera acompañada de alguna otra que sí requiriera una actuación manual en el contador y por tanto fuera necesario un desplazamiento, no cabría el cobro de derechos por actuaciones18 en los equipos de medida.

 

Respecto de la adaptación de las potencias máximas registradas a la nueva estructura de peajes

En el caso de puntos de suministro sin equipo de medida horario efectivamente integrado, las potencias registradas por los maxímetros conforme a estructura de peajes “anterior” se convertirán a la nueva estructura aplicando las siguientes reglas:

 

  1. Para los suministros conectados en baja tensión con potencia demanda contratada igual o inferior a 15 kW, la potencia demanda de los periodos de punta y valle se corresponderá con potencias registrada por el maxímetro
  2. Para los suministros conectados en baja tensión con potencia contratada superior a 15 kW y los conectados en tensión comprendida entre 1 y 36 kV con potencia contratada igual o inferior a 450 kW en todos los periodos:
  • La potencia demandada del periodo 1 se corresponderá con la potencia demandada del periodo 1 del peaje al que estuviera acogido el consumidor con anterioridad a la entrada de los nuevos peajes.
  • La potencia demandada de los periodos 2, 3, 4 y 5 del peaje de seis periodos se corresponderá con la potencia demandada del periodo de llano del peaje al que estuviera acogido el consumidor con anterioridad a la entrada de los nuevos peajes.
  • La potencia demandada del periodo 6 se corresponderá con la potencia demandada del periodo de valle del peaje al que estuviera acogido el consumidor con anterioridad a la entrada de los nuevos peajes

 

En los casos anteriores, la facturación por potencia demandada se realizará de forma análoga a la de los consumidores con equipos de medida tipos 4.

Sí, en el caso de los clientes que anteriormente tenían una tarifa de 3 periodos y ahora pasan a 6 periodos. En estos casos, el periodo donde no existe penalización es el periodo 6 (anteriormente el periodo no penalizado era el periodo 3). Se mantiene el 33% de energía reactiva sobre el total de activa como umbral para ser penalizados por energía reactiva.

El cambio principal es que tu tarifa cambia de nombre y será una de las descritas anteriormente. Por otra parte el importe de los peajes se desglosa en dos conceptos: peajes de transporte y distribución y cargos

Para las tarifas 2.0TD la distribución de los periodos por horas es igual para todos los meses del año. La distribución de horas por periodo, se detalla en el siguiente cuadro:

A continuación, mostramos un ejemplo de la distribución horaria para el caso un cliente sito en la Península, Canarias o Baleares:

Los precios de los Términos de Potencia y de Energía previstos a día de hoy son los siguientes:

Y estos son los precios actuales de las Tarifas 2.x:

Es decir, en el caso por ejemplo de un cliente que estuviera en una tarifa 2.0 (nueva tarifa 2.0TD), su término de energía pasaría de 0,044027 €/kWh en todas las horas a:

Con las tarifas 3.0TD, 6.1TD, 6.2TD, 6.3TD y 6.4TD cada mes tendremos una distribución de periodos diferente. La distribución horaria y por periodos ha cambiado respecto de la actual. Por un lado, ahora todos los meses del año tienen 3 periodos horarios, cuando anteriormente había meses con 2 periodos y un mes completo de Periodo 6. Por otra parte, se incrementan de 6 a 9 las horas de periodo de precio más alto. Dependiendo del territorio donde nos encontremos las temporadas serán distintas.

A continuación, mostramos un ejemplo de la distribución horaria para el caso un cliente sito en la Península:

Para observar un ahorro económico en la factura habrá que ajustarse a los nuevos tramos horarios, trasladando el consumo a las franjas de baja demanda. Según nuestras estimaciones, un cliente medio de Tarifa 2.0TD que mantuviera la potencia contratada y no modificara su patrón de consumo, vería incrementada su factura en algo más del 2%.

En el caso de un cliente en la antigua Tarifa 3.0 que mantuviera la potencia contratada y no modificara su patrón de consumo, vería incrementada su factura alrededor del 10%.

Al adquirir más peso el Término de Energía, para conseguir un ahorro en la factura planteamos varias alternativas:

  1. En la medida que sea posible, modificar los patrones de consumo hacia horas de periodo 3. Por ejemplo, en el caso de la Tarifa 2.0TD, todo consumo en día laborable que pueda adelantarse a las 9 de la mañana supondrá pagar 0,006149 frente a 0,13608 €/kWh, ,es decir un 95,5% menos de coste de energía correspondiente al ATR.

  2. En el caso de las tarifas de alta tensión habrá que poner especialmente cuidado en la potencia contrata, para que esta se ajuste a la demanda real y no haya un exceso del cual pueda surgir una penalización, ya que esta será mayor por exceso de potencia.

  3. Instalación de paneles fotovoltaicos. De esta forma conseguimos autoproducir en horas en las que el precio del componente del término de energía en días laborables es más alto.

Serán de aplicación a partir del próximo 1 de junio de 2021 de conformidad con la Resolución de 18 de marzo de 2021, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, por la que se establecen los valores de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad de aplicación a partir del 1 de junio de 2021, publicada el día 23 de marzo de 2021 en el Boletín Oficial del Estado (BOE).