Fuentes de energía para la transición energética: el hidrógeno verde

El hidrógeno verde es una alternativa idónea para contribuir a la descarbonización y el cambio de modelo energético. Una vía para conseguir reducir las emisiones y cuidar del planeta.

El hidrógeno verde se produce a través de la electrólisis del agua y se realiza únicamente con electricidad generada a partir de energías renovables. Independientemente de la tecnología de electrólisis seleccionada, la producción de este hidrógeno está libre de CO2 porque la electricidad utilizada procede al 100% de fuentes renovables.

¿Cómo se puede utilizar el hidrógeno verde?

El principal sector en el que se puede implementar es el industrial, donde puede utilizarse como combustible alternativo para los hornos o ayudar a sustituir la base de combustibles fósiles en la industria química mediante el uso de CO2, por ejemplo, como componente de los polímeros.

El hidrógeno verde puede transformarse en energía y calor. Así se equilibran las fluctuaciones de la red eléctrica, se calientan los edificios, se les suministra electricidad y se alimentan los vehículos. Otro de sus usos es en el sector del transporte, sobre todo allí donde la electrificación no es factible y puede servir de combustible para camiones, barcos y aviones.

La eficiencia actual de este vector se sitúa alrededor del 60% utilizando la electrólisis del agua para producir hidrógeno con electricidad renovable. Esto significa que en torno al 60% de la energía utilizada para la electrólisis se destina al hidrógeno. Según el Ministerio de Investigación alemán, se espera que en los próximos años la eficiencia en la producción de hidrógeno aumente gracias a la investigación y el desarrollo. Además, si se aprovecha el calor producido por la electrólisis, se puede alcanzar un grado de eficiencia mucho mayor.

Otro factor a tener en cuenta es que el hidrógeno verde se abaratará a medida que disminuyan los costes de producción de electricidad renovable y en función de los nuevos avances en el desarrollo de la electrólisis del agua. El "Handelsblatt" informa de que, según un estudio del Instituto de Economía Energética (EWI) de la Universidad de Colonia, los costes de producción de hidrógeno por electrólisis con energía procedente de parques eólicos marinos en Alemania podrían ascender a 3,5 euros por kilogramo en el año 2030, y en condiciones especialmente favorables podrían alcanzarse costes inferiores a tres euros. Un consorcio formado por varias empresas europeas cree que en España el precio del H2 verde electrolizado con energía solar podría bajar a 1,5 euros por kilogramo. A modo de comparación: El hidrógeno producido de forma convencional tiene actualmente un precio de unos 1,50 euros por kilogramo.

¿Cómo se transporta?

El hidrógeno se licua a alta presión. Esta es la única manera de transportarlo de forma viable por lo que supone un proceso complicado y caro. Por ello, los investigadores trabajan para unir temporalmente el hidrógeno a portadores orgánicos líquidos de hidrógeno (LOHC) para facilitar así su transporte.

El hidrógeno ya puede introducirse en la red de gas existente en determinadas cantidades. El límite está actualmente en el 10%. Sin embargo, es probable que en un futuro cercano sea posible utilizar cantidades mayores. Al igual que el gas natural, el excedente de hidrógeno puede quemarse y solo genera vapor. Con la ayuda de pilas de combustible, se puede generar calor y electricidad a partir del hidrógeno.

¿Qué va a suponer el hidrógeno verde?  

Esta fuente de energía va a abrir nuevos mercados y crear nuevas oportunidades, contribuyendo además a alcanzar los objetivos climáticos hasta el año 2050 por lo que se están llevando a cabo numerosos e interesantes proyectos internacionales para la producción de H2. De hecho, desde Axpo ya se están desarrollando los conocimientos sobre este tema y actualmente se está construyendo una planta de producción de hidrógeno verde en la central hidroeléctrica de Eglisau-Glattfelden (Suiza).

La planta de hidrógeno de 2,5 megavatios en la central hidroeléctrica de Eglisau-Glattfelden entrará en funcionamiento en otoño de 2022 y producirá unas 350 toneladas de hidrógeno verde al año, ahorrando al sector del transporte por carretera más de 1,5 millones de litros de gasóleo al año.

More articles for you

Show all

Energías renovables

La cogeneración puede consumir gas renovable y conseguir un balance neutro en sus emisiones

En Axpo estamos comprometidos con el medio ambiente y trabajamos por conseguir un consumo energético cada vez más verde y sostenible. Por eso, Jacobo Canseco, responsable de Green Energy de Axpo Iberia, ha destacado la importancia de paliar los devastadores efectos del cambio climático.

Read more

Energías renovables

Axpo Iberia analiza el papel de los PPA en el evento ENERGYEAR PORTUGAL 2021

Los principales actores del sector energético debatieron sobre "el futuro del mercado renovable portugués" con motivo de la celebración del evento ENERGYEAR PORTUGAL 2021.

Read more

Energías renovables

El biometano en el sector agrario español

El biometano es una alternativa verde para avanzar en el camino hacia la descarbonización energética. Además, sirve para mejorar la huella de carbono de las compañías, consiguiendo un entorno más sostenible.

Read more

Eficiencia energética

Sello de garantía Axpo: seguridad y salud laboral durante la ejecución de los proyectos

Read more